Código del vestir – Ocasiones festivas

El vestuario festivo en el transcurso del tiempo

La gama de la moda festiva ha cambiado considerablemente en los últimos años. El canon clásico antes incluía el traje de etiqueta, el traje de chaqueta y el traje oscuro para las ocasiones del día, el esmoquin, la chaqueta blanca o el frac para las noches. Hoy en día también se usan la redingote o el spencer para las ocasiones de día y en lugar del esmoquin un traje negro sin solapa de seda para la noche. Es frecuente ver el esmoquin con corbata y el frac tiende a desaparecer. Este código del vestir tradicional de la clase aristocrática para las grandes fiestas no llega a penetrar en todos los niveles de la población. Para el ciudadano normal es más que absolutamente suficiente el esmoquin para la fiesta de noche.

Noche de baile de la alta sociedad

Los anfitriones de los bailes y cenas de gala suelen poner "white tie" o "cravate blanche" en las invitaciones para expresar que los varones deben vestirse con frac. Estos términos ingleses y franceses se refieren a la corbata de lazo, de algodon piqué que va con el frac (una corbata de lazo blanca es para los camareros y empleados) La expresión „black tie“ se refiere al esmoquin porque éste se usa con una corbata de lazo negra.

El frac es la prenda más formal del vestuario varonil. Se completa con la camisa del frac, que tiene el pecho almidonado y los puntos hacia arriba, y el chaleco blanco. El cuello, el pecho y los puños de la camisa son de algodon piqué blanco. El pantalón del frac tiene dos bandas de seda en la costura de la parte exterior, los galones. El zapato es de charol negro y cordones.

El Baile hoy en día

En lugar del frac hoy en día se suele usar cada vez más el esmoquin negro o azul marino para los bailes y las invitaciones festivas de noche. Existe como traje abierto o cruzado, con solapas en forma de pico con o sin tiras laterales (pero nunca con una tira central). Las solapas se confeccionan en seda o satén y la costura lateral externa de los pantalones está cubierta por un galón.

La camisa del esmoquin es blanca o de color crudo, tiene cuello de pajarita y doble puño.

Antes se combinaba únicamente con la corbata de lazo negra pero actualmente también con corbata normal en negro.

Así que si usted va a un baile con un esmoquin negro, la camisa correcta y pajarita negra, va bien vestido. En casos de emergencia también podrá ir con un traje negro, una camisa blanca y una corbata negra.

El novio, ¿qué lleva para la boda?

El chaqué es el vestido tradicional para las bodas (vease Cuatro bodas y un funeral). Sin embargo hoy en día se suele usar sólo en los círculos de la alta burguesía y la aristocracia.

El chaqué se compone de una levita de cola larga (pingüino), una camisa con cuello de pajarita y doble puño, un chaleco (gris, beige o con estampado), un pantalón con rayas y zapatos negros tipo Oxford (nunca de charol). La corbata, según la ocasión puede ser gris plateado (en recepciones oficiales o bautismos), negra (en funerales) o también de seda roja (en bodas). El chaqué se completa con la chistera.

La derivación burguesa del chaqué es el traje Stresemann (traje de etiqueta). En esta combinación se usa una chaqueta negra normal, sin la cola larga. Los demás elementos del chaqué permanecen igual. Para el Stresemann es correcto un sombrero Humburg o bombín en lugar de la chistera.

Las alternativas modernas y menos formales son más populares que los trajes tradicionales de boda. En el registro civil o la iglesia sería suficiente para el novio un traje negro u oscuro con una camisa blanca o cruda y una corbata de brillo festivo en tonos metálicos como plateado o dorado. En cuanto a los colores se han de tener en consideración los tonos pastel, de un solo color en satén de un lucir fino. Un color muy popular es champagne. Si va a tener un estampado tiene que ser serio.

Para la gran fiesta

Cuando los padres invitan a las bodas de plata, la abuela festeja por todo lo alto su 80. cumpleaños o la empresa celebra su centenario, el vestuario debe ser digno para la ocasión. Al fin y al cabo, se trata de un día especial, importante para los anfitriones y celebrado tras muchos esfuerzos.

Traje oscuro, camisa y corbata serían lo correcto, de día y en verano puede ser alguna cosa más clara. Se combina con una camisa blanca o, si se trata de algo menos formal tambien una en crudo, celeste o rosa. Para el traje oscuro y la camisa blanca la selección mas festiva sería una corbata plateada, dorada o de color bronce.

La corbata debería ser de seda con pequeños motivos o diseños, con los motivos tejidos en la misma tela en tonos brillantes o monocolor en satén podrían considerarse. Debe evitar rayas muy llamativas, motivos muy grandes y colores con mucho contraste.

Si los anfitriones piden explícitamente que se celebre con ropa informal, por ejemplo porque la fiesta cae en verano o porque se quiere evitar una atmósfera rígida, entonces de todas maneras debería mantener un mínimo de estilo. Es decir: no lleve camisas de manga corta, chaquetas muy deportivas o vaqueros.

Ir a comer elegantemente

El círculo ilustre en el restaurante de moda

Cuando uno se encuentra con sus amigos en un templo del gourmet, las mujeres lo toman como una ocasión para vestirse elegantemente. Un vestido, un traje o un blazer fino con vaquero de diseñador. Pruébese las diferentes combinaciones varias veces delante del espejo antes de decidirse por algo.

Los hombres no corresponderían bien a semejante esfuerzo con el mero hecho de ponerse cualquier cosa. Definitivamente el varón debe ponerse entonces un traje, preferentemente oscuro. En verano también son aceptables los tonos claros por la noche. Es conveniente llevar un zapato negro aunque actualmente se acepta también uno marrón oscuro. Excepción: si se está comiendo en un restaurante muy elegante o con atmósfera muy británica (No llevar puesto nunca traje marrón después de las seis).

Obviamente debe ponerse también una camisa de manga larga. Blanco, azul claro o rosa, estampados reservados por favor. Con el traje irían camisas de doble puño pero no obligatoriamente. En un restaurante fino debería ser la norma ponerse una corbata bonita. En cuanto a los colores podría ser algo menos convencional y más llamativo, al fin y al cabo, uno no se ha reunido con los demás para celebrar una ocasión triste o seria. En caso de dudas, un traje oscuro con una camisa blanca y una corbata seria.

Con la novia/esposa en un templo del gourmet

Uno de los placeres que sirven para romper la rutina es disfrutar de platos exquisitos y un buen vino a la luz de las velas con la mujer querida. Al arte del chef y sommelier habría que ofrecerles respeto con la ropa. Es obvio que también se beneficiará de ello nuestra compañía..

Varias combinaciones serían adecuadas. Traje negro de diseñador, camisa blanca, zapatos negros – estilo "George Clooney". A quien le gusta mas conservador, un blazer en azul marino, pantalón gris, camisa blanca y corbata de rayas. O el traje clásico en azul marino con una camisa en rosa clara y una corbata de fondo rojo y estampado fino.

En el italiano en la esquina

No se trata de la pizzeria a la cual uno va para comer rápidamente con la familia sino de un género un poco más elevado con mesa reservada. Por la noche sería correcto una americana.

Luego por ejemplo una camisa celeste, vaqueros de diseñador y zapatillas deportivas finas. O una camiseta polo y chinos (pantalón claro de algodón). Tampoco se vería mal un traje de algodón y lino con una buena camisa. Aquí podría prescindir de la corbata para no parecer demasiado bien vestido.

Le recomendamos los siguientes productos en nuestra tienda:




Corbatas por cinco EURO Corbatas por diez EURO Corbatas por quince EURO Corbatas por veinte EURO Gastos de envío Carro de Compras Pago Contacto Corbatas.es Logo