de 25.01.2011 17:55 , Klicks: 5774

┐C˙ando queda bien la camisa?

Cuando la corbata queda larga o la chaqueta aprieta…

el corte del traje está mal hecho. Un traje sin camisa es casi impensable (bueno, cuando es invierno y la situación no es muy formal se puede llevar con un jersey de cuello vuelto). Unos simples pantalones de tela convierten a la camisa en una prenda elegante y ésta puede transformarse en alfo informal, formal, conservador o moderno. En el traje elegante, en el jersey en cuello V desenfadada, resumiendo: la camisa es la base de la moda clásica de caballero.
 
Un vistazo en metro en hora punta sin embargo sorprende: precisamente en hombres bien vestidos la camisa no sienta bien, ¿por qué será?
 
 
Debido a que la camisa clásica del traje de negocio va escondida debajo de la chaqueta y la corbata no se le presta demasiada atención. Por eso se combina el traje a medida bueno de Brioni con la camisa más barata de la tienda de descuento (total, nadie la va a ver).  El problema es que un buen sastre va a controlar que la camisa caiga bien. ¿Pero cuándo cae bien una camisa?
 
Un aspecto importante es el largo de la manga. Muchos caballeros compran las camisas con las mangas demasiado cortas. El que la manga deba sobresalir un centímetro de la chaqueta parece no tener importancia. Cuando con el puño cerrado doble el brazo hacia dentro y se le vea demasiado la muñeca, entonces la camisa tiene una manga demasiado corta. Hay que tener en cuenta que en los primeros lavados la camisa puede encoger. Además los gemelos que pesen pueden alargar las mangas de la camisa.  Lo ideal es que los gemelos cubran la muñeca y lleguen al principio del dedo pulgar. Cuando los gemelos cuelguen hacia abajo, entonces es demasiado.
 
Al abrocharse la camisa debe adaptarse al nudo de la corbata. Si en un nudo Windsor doble lleva la camisa hasta arriba abrochada crea una sensación de pechera más grande. El que no deba abrochar la camisa entera es lógico. La manía de dejar el último botón abierto y atarlo con la corbata pertenece ala cámara de horrores de las atrocidades de la moda.
 
La corbata debe quedar en el medio del triángulo, creando un collarín. En un principio no es tan difícil, pero en ocasiones la camisa está cortada de una manera que la corbata no cubre ese triángulo. El resultado es una corbata que queda mal y crea una óptica no adecuada. Por cierto: una camisa con cuello demasiado abierto puede tener el mismo efecto.
 
Si la camisa debe ser cortada a medida o tener un corte recto queda a gusto del consumidor. Las puntas del cuello deben desaparecer debajo de la chaqueta y de manera recta. Si entre la chaqueta y el cuello de la camisa hay mucho espacio, entonces el cuello es muy fino. Desgraciadamente el ancho del cuello va cambiando según la moda, aunque éste nunca debe sobrepasar ciertos límites. Si no se corre el riesgo de que la corbata se vea debajo del cuello de la camisa.


Preste atención con las camisas para el ocio: algunas camisas para jóvenes tiene un corte muy largo. Éstas están pensadas para llevar por encima del pantalón. Cuando tenga una camisa de este tipo para el traje, seguramente no le quede bien.
Más información sobre el blog de moda aquí…


Corbata y camisa
Moda business internacional
Tendencias para el caballero en 2011
Encuentre una buena tienda de ropa para caballeros

Productos sugeridos de nuestra tienda

Corbatas por cinco EURO Corbatas por diez EURO Corbatas por quince EURO Corbatas por veinte EURO Gastos de envÝo Carro de Compras Pago Contacto Corbatas.es Logo