de 10.01.2013 10:14 , Klicks: 2281

Pequeños relojes de etiqueta

¿Atemporal o moderno?
 

Quien da las horas... De todos es sabido que al caballero de hoy en día no se le permite llevar muchas joyas. Cuanto menos mejor, es lo que aconsejan expertos en moda y estilistas. Eso significa nada de cadenas de oro grandes, nada de pins en el cuello y a veces pequeños alfileres de corbata. Persiste el anillo de casado y algún anillo de sello que llevan aún algunos nobles o pertenecientes a familias con títulos. Cuando se trata de ir elegante el código de vestimenta permite los gemelos. Entonces la única joya que permite al hombre mostrar su individualidad es el reloj de pulsera.

Con esto sucede que lo que se puede exagerar, tarde o temprano será exagerado. Así podemos ver a hombres no sólo con un reloj, sino con un cronógrafo de precisión con las medidas de un tapacubos. Parece que en el diseño del reloj la libertad prima, aunque ver un reloj de deporte con un traje de chaqueta se nos hace extraño. Lo mismo que ver un reloj colorido de plástico sobresalir de la manga de la camisa en una reunión de trabajo, la persona que lo lleve se sentirá observada y no sin razón.

Ya en 1978 se guaseaba sobre la humadidad el escritor Douglas Adams en su obra „A Hitchhiker's Guide through the Galaxy“ diciendo que ésta era „tan primitiva que pensaba que los relojes digitales eran una buena idea“. Bueno, en realidad son prácticos. A parte de dar la hora también son lápices de plástico y agendas. Sin embargo, aunque algunas marcas han diseñado relojes digitales de titanio y oro blanco, no se llega a alcanzar la elegancia y la sencillez de un reloj „normal“. Si para su tiempo libre necesita un reloj que le muestre las décimas de segundo (para cualquier juego o carrera) y le ahorre el tener que leer las horas (aunque se supone que desde el colegio uno ya sabe leerlas) entonces elija un reloj digital. Hubo un tiempo en el que también se fabricaron relojes de pulsera con radio, lo que supuso una ventaja para los relojes digitales.


Un reloj piloto extra grande de una casa conocida puede costar una fortuna y ser elegante para el tiempo libre. Aun así un reloj piloto con corbata y camisa lo lleva un deportista, no un hombre de negocios. Por lo que si debe llevar traje para ir a la oficina, opte por un reloj de diseño sencillo. En realidad tiene para elegir entre muchos modelos, aunque tenga en cuenta una cosa: un reloj no es un artículo de moda, aunque los grandes almacenes nos quieran inculcar lo contrario. Un buen reloj estará con usted años incluso décadas. Si compra un modelo muy moderno, en algunos años parecerá ridículo.

Quédese en tonos dorados y plateados. Otros colores son cuestión de acostumbrarse. El titanio o acero también quedan bien si es un hombre dinámico y no lleva trajes demasiado formales. Puede llevar el reloj con el mismo color que los gemelos o la hebilla del pantalón. Los relojes muy pequeños parecen femeninos, los relojes muy grandes son demasiado deportivos, aunque la moda actual sea esa. Elija un reloj no porque esté de moda sino porque que le guste y le quede bien. Ya lo dijo el célebre gurú de la moda Giorgio Armani: „Nadie con sentido del estilo va a cambiar radicalmente su forma de vestir sólo por ir a la moda.“

Quizás un reloj de bolsillo sea algo para usted. Da una impresión elegante, noble y algo conservadora. Sin embargo seguro que llama la atención. Si le molesta su uso, permanezca con el reloj de pulsera. Realmente el reloj de bolsillo no se lleva en la chaqueta ni en el bolsillo del pantalón, sino en el chaleco. Quizás incluso elija un reloj de cuerda. Estos suelen dar un poco más de trabajo (tiene que girar la ruedecilla de vez en cuando) aunque tienen un estilo inigualable, sobretodo cuando se trata de un modelo de cristal que muestra el funcionamiento de esta obra de arte.

Sólo hay pocas situaciones en las que realmente debe prestar atención al uso del reloj. Con el frac,el rey de los trajes para veladas importantes, no debe llevar reloj de pulsera. Esto sería profanar el atuendo de camisa, pajarita y pañuelo de bolsillo. Un reloj de bolsillo sería la opción más adecuada. Para el esmoquin aparece un reloj de pulsera negra con esfera dorada. Si no tiene uno así, mejor no lleve reloj.

El reloj se lleva en la muñeca izquierda, con la corona a la izquierda. Por lo demás la elección queda a su gusto. Una sola regla: en cuanto lleve corbata, los relojes deportivos son tabú.

Lea más artículos en nuestro blog de moda:
 


De corbatas de vaquero y lazos de saloon
Encuentre una buena tienda de ropa para caballeros
El gusto se puede aprender

Productos sugeridos de nuestra tienda

Corbatas por cinco EURO Corbatas por diez EURO Corbatas por quince EURO Corbatas por veinte EURO Gastos de envío Carro de Compras Pago Contacto Corbatas.es Logo