de 13.11.2012 12:13 , Klicks: 2670

La flor en la botonera

El retorno de la botonera

Existen algunos aspectos en el vestuario de un hombre que requieren valentía. A menudo estos aspectos son los que más llaman la atención y los que más demuestran el estilo y la clase, si se saben llevar de manera correcta.

Entre estos aspectos olvidados injustamente se encuentra al botonera. Hace pocos siglos la flor en la botonera es una arma del arsenal de vestuario en un clásico Gentleman. Hoy en día este accesorio casi no se ve en las calles. Si aparece es mayoritariamente en bodas o bailes y aun así aparece una flor con un alfiler clavado en el reverso del traje, como si la moda aquí hubiera desaparecido. ¿Pero por qué?

La vestimenta tiene varias tareas. Una es proteger al cuerpo de las influencias del tiempo. Otra es estar guapo. Pero la vestimenta tiene que poner de manifiesto la personalidad de la persona que la lleva, y esto es posible también con una pequeña flor en el reverso. Para algunos puede aparecer de fondo el miedo a llevar una flor en el reverso, al considerarse poco masculino. Sin embargo llevar una flor en el reverso tiene una tradición centenaria. El famoso Nelson Mandela o el príncipe de los Países Bajos han demostrado y demuestran que llevar este accesorio no hace menos masculino. Entre las personalidades conocidas que llevan también flores se encuentra Umberto Angeloni, para los que no lo conocen es el jefe de la tradicional marca de trajes italianos Brioni.

Aunque lamentamos decir que la botonera se encuentra en tiempos decadentes. Los gemelos, el reloj de bolsillo o el alfiler de corbata, todos estos accesorios ocupan su lugar. Incluso el pañuelo de bolsillo empezó siendo sólo un pañuelo para limpiarse el sudor. Después de estos ejemplo, el llevar una flor para alcanzar el objetivo de sólo estar más guapo suena un poco frívolo. Aún así se puede percibir una señal sutil: sí, me preocupo de mi estilo aún cuando esta tradición ya no está de moda. La botonera resulta elegante si se tiene el estilo para poder llevarla.


La flor pequeña no sólo muestra seguridad de sí mismo para el detalle, sino también favorece las charlas. Seguro que alguien se le acerca para hablar. La flor puede también llegar a la cumbre lo romántico. Imagine que se le aparece la mujer de sus sueños. La charla fluye y usted acaba bajo la luz de las velas en su restaurante favorito. Al despedirla después de una cita larga, sorpréndale no con una tarjeta de visitas comercial, sino con una reverencia y con a flor de su traje. ¡De cuento de hadas!
 

También es importante saber llevar la flor. Elija siempre una sola flor, no un ramo. Un traje clásico tiene en el reverso una botonera muy funcional. Si aún está cosido, sepárelo cuidadosamente. En los trajes de clase superior se encuentra incluso un pequeño lazo para que se pueda atar la flor. SI su traje no tiene este pequeño lazo, puede coser uno en pocos minutos, aunque no sea un experto de la aguja y dedal. Su sastre de confianza también lo puede hacer por usted.


El clásico para la botonera es un clavo blanco. Un clavo rojo también queda bien, aunque puede desentrañar en opiniones políticas. Ya en la Revolución Francesa Adelige llevaba en el camino al patíbulo un clavo rojo en la botonera, para manifestar su intrepidez. Más tarde el movimiento obrero lo tomó como símbolo.

También una pequeña rosa o en ocasiones muy especiales una orquídea quedan muy bien. Lo importante es que pueda combinar la flor con su traje. Lo puede hacer tomando por ejemplo el color de la corbata. En las ocasiones oficiales queda muy bien el clavo blanco con una corbata plateada. También un pañuelo de bolsillo blanco combina con esto muy bien. A su elección queda si combina pañuelo de bolsillo y botonera o si le parece excesivo.

¿Se atreve a escoger una camisa en tonos pastel como el violeta o rosado? Mejor. Una camisa violeta claro con una flor violeta en el reverso es difícil de superar cuando hablamos de elegancia.


La única dificultad es que en un día caluroso la flor del reverso no tendrá un aspecto freco y de recién cortado. Si quiere llevar una flor más de un día le recomendamos que utilice un recipiente específico para estas flores, sí, existen de verdad. Este recipiente se lleva en el reverso del traje como la flor. Aunque si no se encuentran estos recipientes siempre se puede recurrir al frasquito de muestra o al patrón fino de tinta.


Puede utilizar un truco extremadamente fácil para que su traje se vea más elegante y pase der ser un hombre que lleva traje a un verdadero Dandy. Todo lo que necesita son pequeñas flores y un poco de valentía.
Los siguientes artículos le pueden interesar.

Corbata para señoras
Tendencias actuales en la moda de 2011
Pañuelos de bolsillo
¡Encuentre su tipo de traje!

Productos sugeridos de nuestra tienda

Corbatas por cinco EURO Corbatas por diez EURO Corbatas por quince EURO Corbatas por veinte EURO Gastos de envío Carro de Compras Pago Contacto Corbatas.es Logo